Este verano los estampados paraecen sacados de una exposición, museo o una galería de Arte. Incluso de la libreta de bocetos de un artista en su taller. Ya sean garabatos, líneas o dibujos estos diseños cubren los tejidos con una textura, riqueza de colorido y movimiento que le dan frecura y espontaniedad. Esto es posible, en gran parte a la estampación digital, que hace posible esta calidad a la hora de estampar. Y la posibilidad de plasmar en los tejidos esta gran cantidad de matices y colores.

Las técnicas que quieren reproducir los diseñadores son de lo más variadas, desde acuarelas, tintas, pintura acrílica, óleo, o rotuladores. Parece como si pintásemos directamente sobre la tela. Permitiendo de esta forma una gran libertad creadora para el diseñador. A veces ocupan toda la prenda, otras es casi imposible encontrar la repetición del motivo. En definiva una gozada para la vista.

Todos los estilos pictóricos están representados en esta tendencia, desde el arte figurativo ya sea en dibujos a mano alzada, hasta los estampados fotográficos más modernos y actuales.

pintura1

También los estampados con pinceladas artísticas, más sueltas y expresivas. Realizadas con técnicas sueltas y donde la improvisación tiene un papel importante. El color es contundente y la dá a la pincelada una fuerza y movimiento especial.

pintura2

pintura4

Uno de mis preferidos son los estampados que dibujan acuarelas, por lo que dejan ver y lo que se puede intuir. El color muestra diferentes tonalidades, y se combinan líneas de tinta con teñidos corridos. Una mezcla de estilos que hacen del estampado una paleta lista para trabajar. Son como los bocetos previos a un cuadro que a mi personalmente me gustan más que la obra terminada.

pintura3

Tags:

Deja tu comentario

Your email address will not be published.